sábado, 23 de octubre de 2010

ADVERBIO DE TU TIEMPO

Aquí
en mis noches
en mi soledad escogida
en mis horas tranquilas
rodeo tu efigie, tú estampa.

Luego
al unir mi mano con tu mano amiga
extrañé tu ausencia
la que dejó tu sombra en mi penumbra..

Ahora
espero el resplandor
de tu beso
el que tanto extraño
el que adormece en nuestros  labios.               

Cuando
tu fulgor prenda en  las tinieblas
avivará mi sombra
apagada  la noche.

13 comentarios:

Martona dijo...

A veces pasa que sales a pasear por la vida con tiempo, sin llegar tarde y sin intentar cerrar ninguna puerta antes de abrirla.

Tiempo de no pensar si andar hacia el norte o irse en direccion contraria, solo caminar haca alguna parte donde no existan tiempos y el cruce de miradas enciendan a la vida todas las alarmas.

Gracias y un placer

Núria dijo...

Delicat i preciós. Senzillament, excel·lent.

aniki dijo...

Maravillosos versos. No sé qué tienen la tristeza y la nostalgia que del alma nos arrancan tan bellas palabras.

Besosssss.

Mágica dijo...

Bella imagen, me encantó. Acompaña, a un tiempo, a unas palabras, labradas con sentimientos y emociones, con olor a noche, besos y ausencias.
Un placer leerte.
Besitos

eMiLiA dijo...

Bonitas palabras encuentro por acá.

Gracias por visitarme.

Saludos!

Tara dijo...

besos, para recuperar un tiempo perdido en lo más hondo del sentimiento

Shang Yue dijo...

quiero verse apagar la noche
con tu sombra avivada de nuevo
sobre mi estampa en b/n

y dejar pasar mi tiempo
adormecida tras el calor de tus manos
deseando el beso que me devuelva
a tu vida

alexia {All} dijo...

El recordar y añorar nos hace sentirnos en medio de una infinita soledad
Me ha encantado leerte, besitos desde mi orilla.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Nostalgia recreada en unos bellos versos.
Nostalgia que acompaña y llena la soledad de sentido.

Hermoso, German.

alexia {All} dijo...

Hoy vuelvo aquí para decir que tus palabras me han dejado soñando, anhelando un algo que fue... no se porque extraña razón me dejas flotando con cada una de tus letras, gracias por escribir, gracias por permitir que otros podamos disfrutar de ese don que posees, besos desde mi orilla.

aniki dijo...

La noche es como un mar en calma,
dicha y pena se acercan de manera confusa. ¿Quién reconoce en el ligero viento si son sueños o pensamientos? Aunque cierre boca y corazón siempre queda la suave oleada.

Gracias por tu comentario. Desde luego es un final a tener en cuenta, un final que has sabido escenificar de forma genial. Por cierto, ¿y tú cómo sabes que yo ojeo la prensa de atrás hacia delante? Es una costumbre que tengo desde hace muchos años (jajaja). Quizá sea porque no me gusta enfrentarme a las malas noticias nada más abrir la prensa, prefiero entrar en calor con los crucigramas, la farándula nacional y eso.

Un beso enorme, German.

eMiLiA dijo...

Gracias por las palabras que dejaste en mi blog.

:)

Ella o no. dijo...

Creo que esto mismo lo he leído ya... ains, te pillé de nuevo :)