lunes, 11 de abril de 2011

EL RECUERDO DE AYER

Ella, sin voz, dejó escrito:
sabrás encontrarme.
En su silencio, oyó su propia voz:
no tardes en encontrarme.
Un fulgor, en  filamento, se filtraba a través del tragaluz en el altillo.
Sus dedos, seguían, lentamente, la caligrafía que la luz dejaba
sobre el desnudo cuerpo
sedoso, terso, pulido, sonriente.
Alas de mariposas revoloteaban despertando recuerdos.
La valva de su seno fosforecía en nácar
abriendo su corola la perlada blancura.
Lazadas sus manos
sobre el mapa desnudo de su piel
imbricadas nuestras bocas,
una lengua de anhelo
humedecía el naciente vergel de su pubis.
El encuentro de unos labios
navegando en su estría de mar
selló el encuentro callado
caligrafiando el ayer.

12 comentarios:

Carmela dijo...

Nunca se debe dejar escapar así una pasión igual.
Bicos grandes.

calamanda dijo...

Nullus liber erit, si quis amare volet.

Nadie será libre, si quiere amar.

(Propercio-Elegías-)

Recuerdos.-

Shang Yue dijo...

besos entregados a la más dulce de sus condenas

no duele perder la brújula cuando se haya uno ante el mapa que siempre había soñado encontrar

(recuérdalo siempre: de luna llena solo hay una)

Shang Yue dijo...

sentí mariposas revolotear ensoñaciones de nosotros dos, juntos y revueltos,... quería que lo supieras

mariposas, con alas doradas, filtrando polvo de estrellas en el amanecer de tus ojos violeta

(german, necesitaba repetir, hoy me reconocí en tu foto)

Anónimo dijo...

11 A, recordando...

Tara dijo...

puestos a recordar, aunque no tan intenso como lo expuesto más arriba, el 26M

fugaz y clandestino
especial y morboso

Amanteceres dijo...

Hay encuentros que quedan grabados a fuego, pura piel, puro deseo.

Precioso texto.

Un beso desde mis Amanteceres.

Amanteceres dijo...

Te dejo un beso enorme desde mis amanteceres.

Amanteceres dijo...

Más besos para un errante de ciudad... Espero que regreses pronto.

Shang Yue dijo...

qué lejos queda ese ayer!!

Espérame en Siberia dijo...

¡Tienes mucho talento! Enhorabuena :)

Gracias infinitas por tan bonitos latidos que has dejado en mi Blog. Ha sido todo un honor tenerte de visita en Siberia.

Mucha luz y cariño para ti.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Un encuentro memorable, sin ninguna duda. Lo recreas con entrega y con palabras palpitantes y delicadas al tiempo.
Un placer leerte, German, tanto aquí como en tus huellas mediterráneas que tanto me han llegado.
Un saludo afectuoso.